900 804 194

Qué problemas nos puede acarrear no ir a las revisiones dentales

 en Consejos Dentales, Salud

Aunque cada vez vamos tomando mayor conciencia de la importancia de prestar la adecuada atención a nuestra salud dental, es necesario seguir insistiendo en una de las principales recomendaciones de los dentistas: realizar revisiones periódicas.

Algunos pacientes siguen teniendo cierta reticencia a acudir a su odontólogo cada 6 meses o al menos cada año, pensando que no es necesario revisar su dentadura con tanta frecuencia. Sin embargo se debe tener en cuenta que algunas afecciones bucales avanzan con gran rapidez. Problemas leves como una caries, que de ser detectada a tiempo se resuelve con un pequeño empaste, si sigue avanzando puede requerir un empaste mucho mayor, una endodoncia, o incluso puede ocasionar la pérdida de la pieza dental.

Si acudimos al dentista solo cuando aparece el dolor, posiblemente nos encontremos con problemas de salud dental que se han ido acentuando con el tiempo, y que en algunos casos pueden haber causado daños irreparables en algunas piezas dentales.
Además de los beneficios para nuestra salud bucodental, y de evitar enfermedades dentales que pueden ser muy dolorosas, las revisiones son también muy beneficiosas para nuestro bolsillo, ya que no intervenir a tiempo a la larga requerirá una intervención compleja que resultará mucho más costosa.

Las revisiones dentales son también la mejor herramienta con la que cuentan los odontólogos para detectar y corregir posibles carencias o deficiencias en los hábitos de limpieza dental, que pueden ser las causantes de algunas de las afecciones dentales más comunes. Durante la revisión tu dentista detectará qué zonas de la boca requieren que prestes una mayor atención durante el cepillado, o el uso del hilo dental.

¿Cuándo fue la última vez que acudiste a una revisión dental?

Si hace poco que hiciste una revisión dental, y tienes bien apuntada la fecha de la siguiente, enhorabuena, tus dientes te lo agradecerán.

Si ya no recuerdas cuándo fue tu última revisión, quizá sea el momento de que empieces a tomarte más en serio tu salud dental. Una revisión a tiempo es el mejor modo de prevenir enfermedades bucodentales en el futuro.

Problemas que nos puede acarrear no ir a las revisiones dentales.

Caries y otros problemas leves:

Las caries no provocan inicialmente grandes molestias, y por ese motivo en algunos casos no se le presta atención. Pero una vez que aparecen, si no se tratan adecuadamente irán dañando cada vez más la pieza dental.

Otras afecciones leves como la presencia aftas o ganglios inflamados en la lengua, también suelen pasarse por alto, pero a la larga provocarán infecciones en la boca que pueden dañar las encías gravemente.

Inflamación de encías:

En ocasiones las gingivitis (inflamación en las encías) aparecen muy silenciosamente. El dolor no es algo que notes inmediatamente, si no que es gradual.

Si no acudes a tiempo a tu dentista, las complicaciones de una gingivitis implican a la larga la pérdida por completo de la dentadura.

Complicaciones de tratamientos anteriores:

En tratamientos como endodoncias o retirada de las muelas del juicio es habitual realizar revisiones posteriormente para evaluar la recuperación y poder detectar a tiempo cualquier complicación.

Saltarte estas revisiones puede ocasionar el empeoramiento de las posibles complicaciones, hasta el punto de necesitar una nueva intervención quirúrgica.

Cirugías de emergencia:

En el peor de los casos, saltarse sistemáticamente las revisiones dentales, aumenta el riesgo de que algunas afecciones dentales se agraven hasta necesitar una cirugía dental de emergencia.

Este tipo de intervenciones suelen ser dolorosas, costosas y requieren periodos largos de recuperación.

En resumen, realizar revisiones periódicas en el dentista te ayudará a:

  • Mantener tu boca sana.
  • Detectar y tratar pronto las afecciones dentales antes de que deriven en casos más graves.
  • Evitar tratamientos costosos y dolorosos.
Artículos Recientes