900 804 194

Brackets ¿Solo por estética?

 en Ortodoncia

Cada día, los aparatos de ortodoncia que sirven para corregir la postura de los dientes y la mandíbula parecen ser más populares.

Para algunos se han vuelto incluso un símbolo de estética. Y es que las actuales posibilidades para personalizarlos que incluyen diferentes colores y materiales, casi los han convertido en un accesorio, en lugar de un producto médico.

Lo cierto es que no debemos olvidar que la finalidad de los aparatos de ortodoncia, como los brackets, es la de corregir la postura de los dientes y la mandíbula.

A continuación, te explicaremos algunos aspectos importantes a tener en cuenta.

Lo que debes saber de los Brackets

Es cierto que los avances en la ortodoncia han hecho que los Brackets sean más pequeños y estéticos, manteniendo totalmente su funcionalidad.
Pero no debemos olvidar que el primordial motivo para someternos a este tratamiento es el de la salud de nuestra boca.

Corregir la postura de los dientes y la mandíbula es fundamental para evitar problemas a largo plazo.

Tipos de Brackets

Hoy en día, existen diferentes aparatos de ortodoncia, al gusto y presupuesto de cada persona, que ayudarán a corregir cualquier problema y evitar que regresen:

Brackets metálicos:

Son piezas de metal de acero inoxidable, que sujetan los dientes con firmeza para corregir su posición.

Con cada visita, el dentista hará los ajustes necesarios para poco a poco mover las piezas hacia su posición óptima.

Brackets estéticos:

Este tipo de brackets son muy similares a los metálicos, con la diferencia de que están hechos de porcelana y otro tipo de materiales que les dan un color muy similar al de los dientes, por lo que son mucho menos visibles que los metálicos y pueden pasar fácilmente desapercibidos.

Invisaling:

También conocidos como alineadores dentales, son placas transparentes que se ajustan a tu dentadura y se cambian cada cierto tiempo.

Funcionan de modo muy similar a los brackets, y son completamente invisibles, con la ventaja de que puedes además quitarlos para comer.

Bracket lingual:

Son brackets que se colocan en la parte interior de los dientes, por lo que son totalmente invisibles, y permiten realizar un tratamiento de ortodoncia completo sin que se perciban.

Zafiros:

Son muy similares a los brackets estéticos, con la diferencia de que están hechos de un material que es transparente y no se mancha, por lo que son mucho más discretos e imperceptibles.

Por otro lado, muchas personas deciden no someterse a tratamientos de ortodoncia debido a que piensan que es un procedimiento no vital, que reside más en la vanidad que en la salud.

La verdad es que el tener dientes y mandíbula alineados, no solo es cuestión de estética. Los dientes doblados o mal alineados a la larga causan problemas a la salud bucal que pueden llegar a ser muy graves.

Es muy fácil que la comida quede atorada y sea difícil de quitar si los dientes no están alineados, produciendo infecciones y caries. Los dientes mal situados también frenan y afectan al crecimiento de las demás piezas en los niños, pudiendo producir problemas en el futuro si no se tratan a tiempo.

No solo la posición de los dientes se corrige en la ortodoncia. Toda la estructura ósea de la boca puede llegar a tener problemas si no se trata a tiempo.

La corrección de la posición de la mandíbula también es vital, puesto a que esto a la larga genera tensión en el maxilar que produce dolor, hinchazón y que puede llegar a trabar la mandíbula al abrir la boca. Es por eso por lo que se debe de corregir la mandíbula, para que se tenga un crecimiento y desarrollo saludable, sin dolor y sin temor a futuros problemas.

Artículos Recientes