900 804 194

¿Cómo prevenir la sensibilidad dental?

 en Consejos Dentales

La sensibilidad es un padecimiento dental que afecta a una gran parte de la población, y se puede describir como un dolor en los dientes al exponerse a cambios de temperatura repentinos.

Suele estar relacionado con el consumo de alimentos o bebidas muy frías o calientes, aunque también hay quienes sienten este dolor al recibir corrientes de aire.

En función de distintos aspectos, este dolor puede ser intenso o moderado, puede aparecer solamente de vez en cuando o ser constante, así como también puede ser momentáneo o durar un tiempo considerable.

Sea cual sea el motivo, es importante acudir rápidamente en cuanto aparezcan los primeros síntomas a una revisión con nuestro dentista de confianza, para así atacar el problema en sus etapas tempranas, antes de que se desencadene un problema mayor.

También es importante tener en cuenta que, aunque no sufras este problema, siguiendo una serie de pautas muy sencillas puedes prevenir sufrirlo en el futuro.

De esta manera no solo estarás cuidando tu salud bucal, también te evitarás lidiar con una afección que puede llegar a causar mucho dolor.

Consejos para prevenir la sensibilidad dental.

Mantén una higiene bucal adecuada:

Cuando no hacemos una correcta limpieza dental, pequeños restos de comida pueden quedar en tus encías, provocando a la larga problemas de hipersensibilidad.

Esta es una de las razones por las cuales el correcto uso del cepillo, hilo y pasta dental es fundamental desde una temprana edad, para evitar problemas a largo plazo.

Cuida la manera en que cepillas tus dientes:

El cepillado dental debe de ser siempre en la dirección correcta y con la presión adecuada, ya que si presionas demasiado el cepillo contra tus dientes, puedes llegar a lastimar las encías, causando heridas pequeñas que producirán sensibilidad en ellas, haciéndote más propenso a sufrir de los dolores dentales derivados del cambio de temperatura.

Evita consumir productos altos en azúcar:

Como sabrás, el alto consumo de azúcar desgasta el esmalte dental produciendo caries en los dientes y muelas.

Entre las consecuencias del deterioro del esmalte está la hipersensibilidad dental. Por tanto, un modo de cuidar el esmalte de tus diente y prevenir problemas de sensibilidad dental es controlar el consumo de bebidas azucaradas, golosinas, caramelos, y en general cualquier producto con alto contenido en azúcar.

Evita tensar tu mandíbula:

Las personas que rechinan los dientes y que aprietan demasiado su mandíbula al masticar (o incluso por motivos emocionales) suelen desarrollar hipersensibilidad puesto a que poco a poco desgastan la capa protectora de los dientes, lo que causa a la larga esta sensibilidad dolorosa.

Cuida la salud de tus encías:

Algunas enfermedades de las encías pueden generar como síntoma dolor en los dientes al consumir alimentos o bebidas frías o calientes.
Cuida tus encías para evitar estas enfermedades y prevenir la sensibilidad dental.

Revisa tus empastes con frecuencia:

Si tienes un empaste dañado, es posible que esto te llegue a generar hipersensibilidad dental, por lo que te recomendamos asistir periódicamente a tu dentista para que revise tus empastes y repare cualquier daño antes de que te cause problemas.

Con estos sencillos consejos, podrás prevenir que en un futuro llegues a desarrollar hipersensibilidad en tus dientes, además de prevenir también otras afecciones y enfermedades.

Recuerda que estos consejos son para prevenir, no para tratar la sensibilidad dental.

Si ya sufres de dolor en los dientes al momento de notar cambios de temperatura, deberás tratarlo con pasta de dientes especial y seguir las instrucciones que te indique tu dentista según tu situación.

No dudes en acudir al dentista desde el primer síntoma de hipersensibilidad dental, para poder diagnosticar qué es lo que la está causando y combatir el problema desde la raíz.

Artículos Recientes