900 804 194

Trucos para lucir una dentadura libre de sarro

 en Consejos Dentales, Estética dental

Ya hemos hablado en muchos artículos de este blog sobre la importancia de la higiene bucal. Cepillarse correctamente, así como el uso del enjuague e hilo dental, es crucial para gozar de buena salud y una dentadura radiante. Sin embargo la placa dental es inevitable, y por tanto, la aparición del molesto sarro. Por fortuna, existe una estrategia para prevenir su formación ¡Es tiempo de descubrirla!

¿Qué es exactamente el sarro?

El también denominado cálculo dental, no es más que la masa color blanco cremoso o amarillo parduzco resultado de la calcificación de la placa dental, que a su vez es el producto de la acumulación de restos de comida, bacterias y saliva alrededor de los dientes. Si bien la higiene es determinante para su aparición, bastarán 24 horas para la mineralización de dicha placa.

Consecuencia del sarro:

Aunque comúnmente se cree que es tan solo un problema estético, lo cierto es que el sarro puede favorecer la aparición de numerosas enfermedades bucodentales (gingivitis y periodontitis, por ejemplo) además de contribuir notoriamente al desarrollo de caries.

¿Por qué es importante prevenir el sarro?

Aunque no suponga un efecto perjudicial por sí solo, la acumulación de sarro actúa como una especie de barrera de coral, que al aislar ciertas zonas o recovecos de la dentadura, los convierte en lugares perfectos para la proliferación de bacterias.

El nivel de perjuicio que puede suponer varía en función de la cantidad de placa bacteriana que se acumule sobre él. Después de todo, la placa es la responsable de muchas de las patologías orales, las recesiones de encía y el mal aliento, además de su antiestético aspecto.

En último extremo, la acumulación de placa bacteriana y sarro, pueden originar patologías que causen la pérdida de piezas dentales.

Trucos para evitar la formación del sarro:

El sarro es algo que se puede prevenir ¿Cómo? evitando la acumulación de la placa bacteriana. Para ello es fundamental implantar unos correctos hábitos de higiene dental y tener en cuenta que la clave para lograr resultados positivos es la constancia:

  • Cepillarse a diario los dientes: Utilizando pasta dental (preferiblemente con flúor) cepillar no solo los dientes, sino extender la limpieza a la lengua, las encías y la parte interna de las mejillas.
  • Usar enjuague bucal: Las propiedades activas de estos productos contribuyen a la reducción de la formación de la placa, al reducir el ácido que las bacterias crean.
  • Utilizar hilo dental: La limpieza total de las cavidades entre los dientes requiere el uso del hilo dental, pues se consiguen alcanzar esos recovecos a los que el cepillo dental no accede.
  • Evitar el consumo de alimentos azucarados: En especial aquellos que por su textura o consistencia puedan quedar adheridos a los dientes y resulten más difíciles de quitar durante el cepillado.
  • Visitar regularmente al dentista: Una dentadura sana requiere al menos dos visitas anuales al dentista para una revisión rutinaria, ya que detectar y tratar a tiempo los posibles problemas en el estado de la salud bucal, es el mejor modo de evitar consecuencias más graves a largo plazo.

¿Puede eliminarse el sarro con trucos caseros?

Pese a la arraigada creencia que es posible eliminar el sarro con distintos trucos caseros, la verdad es que se trata de algo imposible, ya que la única manera de lograrlo es acudiendo a un especialista para someterse a técnicas como el raspado o los ultrasonidos.

En lo que debemos centrarnos en casa es en la prevención, ya que se trata de la forma más eficaz y económica de lidiar con el problema y mantener la salud bucodental en buen estado.

Una sonrisa sana dice mucho de la personalidad, de modo que compensa dedicar tiempo a cuidar los dientes como se merecen.

Artículos Recientes