900 804 194

Acerca de las caries y de su gravedad en nuestra salud

 en Salud

Hay varios factores que pueden influir en que nuestra salud dental se deteriore, causando distintas enfermedades. Una de las afecciones dentales más comunes son las caries, pero antes de extendernos conviene recordar por qué es importante prestar atención al cuidado de nuestros dientes:

  • Porque afecta a la imagen que transmitimos: No cabe duda de que nuestra salud dental dice mucho de nosotros mismos y de cómo cuidamos nuestro cuerpo. Con una sonrisa limpia y sana no solo demostramos que tenemos unos buenos hábitos de higiene dental. También decimos que somos una persona constante, responsable y preocupada por su bienestar.
  • Porque los problemas en la dentadura afectan a nuestra salud más allá de las enfermedades dentales: Cuidar la dentadura es fundamental para mantenernos sanos, ya que puede afectar directamente al modo en que nos alimentamos.
  • Porque las afecciones dentales pueden ser muy dolorosas: La falta de cuidado dental puede desencadenar enfermedades y síntomas muy dolorosos.
  • Porque los tratamientos dentales son costosos: Hay tratamientos dentales que pueden ser muy costosos y algunos son evitables manteniendo unos correctos hábitos de salud bucodental.

Volviendo al caso específico de las caries, posiblemente ya tengas algunos conocimientos generales sobre esta afección, y muy probablemente ya la hayas padecido o la estás padeciendo ahora mismo.

La caries es un problema muy común dentro de la salud dental, pero no por ser común quiere decir que no es grave. Si no se tratan a tiempo, las caries pueden desencadenar en grave deterioro de los dientes y en dolorosas molestias.

¿Qué es una caries?

La caries se genera por el deterioro de la zona externa del diente, dando lugar a la aparición de fisuras y orificios en la parte superficial del mismo.

Ninguna pieza dental está libre de poder contraer una caries, todos cuentan con las mismas probabilidades, sin embargo este problema suele ser más común en las muelas.

Pero sin importar que diente sea el afectado, las caries pueden ser muy dañinas si no se tratan rápidamente. En los peores casos una caries puede provocar daño en los tejidos de las encías, ocasionando dolores intensos. También pueden causar infecciones y en casos extremos la pérdida de la pieza dental.

¿Cuáles son las causas de una caries?

Las caries son uno de los problemas más comunes a nivel global en cuanto a afecciones dentales, ya que aparecen con mucha facilidad en los dientes si no se siguen unas buenas rutinas de higiene dental.

Por tanto, una de las principales causas de la aparición de caries es precisamente la falta de higiene dental.

Otra de las causas de las caries son los malos hábitos alimenticios, especialmente el exceso de alimentos y bebidas con una gran cantidad de azúcar. Esto se debe a que el exceso de azúcar es una de las razones por las que se forma placa en los dientes. Esta placa, constituida por un conjunto de bacterias, dañan el esmalte dental y son el primer paso en la aparición de las caries.

Síntomas de una caries.

Normalmente las caries no son molestas cuando comienzan a formarse, y en muchas ocasiones no nos percatamos de su existencia hasta acudir a una revisión con el dentista.

Si no se detectan y tratan a tiempo, las caries irán creciendo y profundizando en las distintas capas del diente. A medida que avanzan, notaremos distintos síntomas como dolor repentino en los dientes y muelas, sensibilidad, manchas marrones en los dientes, dolor al masticar o tocar algo con los dientes… además del síntoma más visible, que son los agujeros en las piezas dentales. En sus fases más avanzadas resultan especialmente dolorosas.

A pesar de estos síntomas, las caries tienen solución y se pueden tratar, si bien es importante hacerlo cuanto antes para evitar daños mayores en la dentadura.

Artículos Recientes