900 804 194

Servicio de ortodoncia, cuándo es recomendable este tratamiento.

 en Estética dental, Ortodoncia

¿Qué es la ortodoncia?

La ortodoncia es una rama especializada de la odontología que se centra en la corrección de las malformaciones en los maxilares y en las piezas dentales que se han posicionado de forma incorrecta.

Gracias a los tratamientos y servicios de ortodoncia es posible corregir estas malformaciones, logrando así una boca más sana y una dentadura que cumpla correctamente su función.

Además, la posición de la dentadura y los maxilares afecta al aspecto de la boca y de la cara, de modo que los tratamientos de ortodoncia también permiten mejorar la estética facial.

¿Qué ventajas nos ofrecen los servicios de ortodoncia?

Cuando los dientes y muelas tienen una posición inadecuada, se generan una serie de problemas:

  • Las piezas superiores e inferiores no encajan como deberían, y por tanto no permiten morder adecuadamente. Una mordida incorrecta puede provocar a largo plazo problemas alimenticios y digestivos.
  • Puede resultar más difícil acceder a estas piezas dentales con el cepillo para mantenerlas limpias. Con una higiene bucal inadecuada hay mayor riesgo de perder estas piezas dentales precozmente.
  • Causan tensión extra en los músculos al masticar y pueden generar molestias y dolor de cabeza. También causan síndrome de ATM y dolores en el cuello, hombro y espalda.
  • Pueden afectar notablemente al aspecto físico, y por consiguiente a la autoestima.

Por lo tanto, las mejoras que podemos conseguir mediante el adecuado tratamiento de odontología son:

  • Mejorar la mordida y prevenir problemas relacionados con la alimentación.
  • Facilitar las tareas de limpieza bucal, mejorando en general la salud bucal e incrementando la vida de las piezas dentales.
  • Evitar molestias y dolores de cabeza, espalda, cuello, hombros…
  • Mejorar la estética facial..

¿Cómo saber si necesito un tratamiento específico de ortodoncia?

Tu odontólogo u ortodoncista es el que debe determinar si necesitas algún tipo de servicio de ortodoncia, basándose en un diagnóstico previo (revisión de la dentadura, radiografías, evaluación del historial clínico…).

Una vez realizado el diagnóstico, tu dentista no solo te indicará si necesitas o no una ortodoncia, si no que además te aconsejará sobre qué tipo de ortodoncia se adapta mejor a tus necesidades en caso de necesitarla.

Estas son algunas de las afecciones más comunes que requieren un tratamiento de ortodoncia:

Sobremordida.

Cuando las coronas de los dientes anteriores y superiores cubren casi por completo las coronas de los dientes inferiores.

Submordida.

Cuando los dientes inferiores se extienden de manera excesiva hacia adelante o los superiores se posicionan muy hacia atrás.

Mordida cruzada.

Cuando al morder, los dientes superiores caen levemente por delante de los inferiores anteriores o por fuera de los dientes inferiores posteriores.

Mordida abierta.

Se produce un espacio entre las superficies de mordida de los dientes anteriores cuando de algún lado el resto están cerrados.

Línea media desplazada.

Cuando la línea imaginaria que divide el centro de los dientes anteriores superiores no se alinea con la de los dientes inferiores.

Espaciamiento.

Separaciones o espacios entre los dientes como el resultado de las piezas faltantes o dientes que no ocupan todo el espacio.

Apiñamiento

Sucede cuando los dientes son demasiado grandes para ser acomodados en el espacio que ofrecen los maxilares.

¿Cómo funcionan los tratamientos de ortodoncia?

En los servicios de ortodoncia se utilizan diversos tipos de aparatos, fijos y removibles, con el fin de mover los dientes  y modificar el crecimiento de las mandíbulas.

Estos aparatos funcionan aplicando una suave presión sobre los dientes y los huesos.

El grado de severidad del problema será el que determine cuál es el enfoque ortodóncico eficaz para cada problema, así como el tiempo necesario para lograr los resultados deseados.

Algunos tratamientos de ortodoncia pueden prolongarse durante meses o incluso años. Por eso es tan importante ponerse en manos de un ortodoncista especializado, que nos ayude a diagnosticar las afecciones dentales y a planificar adecuadamente el tratamiento a seguir.

Artículos Recientes