7 tipos de implantes dentales y sus características


Gracias en gran medida al esfuerzo de difusión realizado durante las últimas décadas, en España existe cada vez una mayor concienciación sobre de la salud bucal y sobre la importancia que tiene a nivel físico, psicológico y social. Según un informe de dentalDoctors Institute, 1 de cada 2 clínicas en España (el 51%) asegura haber experimentado una mayor demanda de servicios de odontología durante el último año. Sin embargo, queda todavía mucho trabajo de información por hacer. Prueba de ello es el desconocimiento general sobre los tipos de implantes dentales que existen en el mercado.

En líneas generales, los implantes se definen como piezas metálicas que se instalan en los huesos maxilares por medios quirúrgicos. Estos elementos tienen una gran relevancia. Sobre ellos se instalarán las coronas (conocidas a su vez como puentes fijos), responsables de sustituir a las piezas dentales que se han deteriorado.

¿Cuántos tipos de implantes dentales existen?

Aunque para la mayor parte de los usuarios existen básicamente tres tipos de implantes (Así lo atestiguan las preguntas más comunes que suelen recibir los dentistas sobre este tema), los profesionales de la odontología disponen de una mayor variedad de productos dentales: al menos siete, clasificados en función de su forma o el material utilizado en su fabricación, entre otros.

Implantes dentales de zirconio

Este metal de alta resistencia es uno de los materiales para implantes dentales más solicitados. A través de la biointegración, los odontólogos realizan una sólida unión entre la parte externa del hueso maxilar y el implante, con resultados siempre satisfactorios.

Implantes dentales de titanio

Otro de los tipos de implantes dentales más comunes son los de titanio, un metal similar al acero, pero con propiedades superiores (por ejemplo, su ligereza). Estos implantes se integran a través de un proceso de osteointegración, lo que facilita que las células óseas se adapten y adhieran a la superficie del implante, hasta conseguir una óptima fijación con el hueso maxilar.

Implante cilíndrico

Fácilmente diferenciables del resto por su forma cilíndrica, estos implantes se integran a la perfección con el hueso maxilar gracias a sus superficie mayor con respecto a otros productos dentales. Una de las mayores debilidades de los implantes cilíndricos es la lentitud del proceso operatorio. Pero existen otros tipos de implantes dentales según su forma.

Implantes yuxta-óseos

Conocidos a su vez como implantes subperiósticos, estos productos dentales se componen de un marco metálico que se ubica en la parte inferior de los tejidos de la encía. La presencia de unos pilares facilitan la instalación de la prótesis. Estos implantes, sin embargo, no son aconsejables para los pacientes con escasa altura ósea dental.

Implante de lámina

Estos tipos de implantes dentales fijos se recomiendan principalmente cuando la pieza dental a reemplazar es un incisivo situado en el maxilar superior, que tiene además una anchura y profundidad determinadas. Si la pieza dental en cuestión se ha perdido, los odontólogos suelen aconsejar otras soluciones más eficientes.

Implantes all on 4 ó all on 6

Esta técnica debe su nombre al número de piezas dentales que se integran durante su operación: una prótesis compuesta por cuatro implantes (al on 4) o una prótesis con seis implantes (all on 6). Esta solución es idónea para los pacientes que hayan perdido la totalidad o gran parte de sus piezas dentales en el maxilar superior o inferior.

Implantes de carga inmediata

Por último y no menos importantes, este es uno de los tipos de cargas en implantes dentales más utilizados. A diferencia de muchas de las soluciones anteriores, estos implantes pueden instalarse y adherirse sin necesidad de abrir la encía. En determinados casos, el profesional odontólogo puede rechazar esta solución por la presencia de infecciones y otras complicaciones.

En vista de lo anterior, la odontología moderna pone al alcance de los pacientes una amplia oferta de implantes dentales. Cada uno de ellos ha sido diseñado con un mismo objetivo: devolver la sonrisa a los clientes.

Abrir chat