Amenazas para la salud dental y bucal


Es muy importante prestar la atención necesaria a la salud dental y bucal en general, ya que unos dientes sanos y una boca cuidada son fundamentales tanto para evitar molestas afecciones bucales como para reforzar nuestra autoestima. Como sin duda ya sabrás, existen distintos factores que pueden dañar nuestra dentadura y afectar a nuestra salud bucal. Además, hay determinados hábitos alimenticios que también pueden interferir negativamente.

Si quieres saber cuáles son las amenazas para la salud dental y bucal, entonces sigue leyendo. Posiblemente ya estés al tanto de algunas, pero quizás estés pasando por alto otras menos conocidas que pueden llegar a ser muy perjudiciales para tu salud bucal.

¿Cuáles son las amenazas para nuestros dientes?

Suplementos y medicamentos

Los suplementos dietéticos usados excesivamente o tomados junto a vitaminas y minerales, pueden ocasionar efectos no deseados en nuestra boca. Según distintos estudios médicos, se ha demostrado que estos suplementos o medicamentos pueden ocasionar nuevas afecciones bucales en muchos pacientes (tales como llagas en la boca) o empeorar las que ya sufrían previamente.

Algunos medicamentos también pueden provocar distintas afecciones bucales como efectos secundarios. En estos casos es recomendable la coordinación entre médico y odontólogo para evaluar tratamientos alternativos y buscar la mejor solución para la salud del paciente.

Refrescos

Un estudio reciente ha revelado que los refrescos con gas pueden erosionar el esmalte dental tanto como algunas sustancias ilícitas como la metanfetamina.

El ácido que contiene las bebidas con gas produce el desgaste del esmalte dental. Este esmalte es sumamente importante ya que es la capa protectora del diente, necesaria para protegerlos de agentes externos.

Piercings

Así como los “brackets” se usan para alinear los dientes, los piercings pueden hacer un trabajo similar pero separándolos. Un piercing lingual ejerce presión constante sobre algunos dientes, sobre todo los delanteros, y con el paso del tiempo puede llegar a provocar el desplazamiento de los mismos, dejando importante separaciones entre ellos.

Lo habitual en piercings linguales es no quitarlos nunca o casi nunca, debido a que la lengua está muy vascularizada y puede cicatrizar el orificio formado por el piercing. Por tanto, el choque constante mientras se duerme puede ocasionar, entre otras cosas, separaciones en los dientes.

El azúcar

Hay muchos alimentos que pueden ser dañinos para el esmalte de tus dientes y que afectan a tu salud bucal, pero posiblemente el más perjudicial sea el azúcar. Consumir habitualmente alimentos con un alto contenido en azúcares no solo afecta a nuestra salud dental, además puede aumentar el riesgo de sufrir enfermedades cadiovasculares.

Las bebidas gaseosas azucaradas y son doblemente peligrosas, y pueden producir caries, enfermedad periodontal, mal olor bucal o desgaste de esmalte, entre otras afecciones.

Ansiedad

Existe una patología llamada ansiedad dental. Las personas que la sufren no se sienten a gusto con su aspecto dental y facial, lo cual las lleva a descuidar su higiene bucal y en los casos más graves incluso a dañar intencionadamente sus dientes.

Si no es detectada y tratada a tiempo, la ansiedad dental puede acabar siendo una gran amenaza para la salud dental, y a ocasionar un deterioro irreparable de los dientes.

Tabaco

El consumo de tabaco puede decolorar los tejidos dentales, aumentar los riesgos de caries, irritar la encía y puede causar cáncer bucal. Además, algunos aditivos del tabaco son abrasivos y pueden llegar a desgastar los dientes. Por tanto, el hábito de mascar o fumar tabaco es muy perjudicial para la salud dental. Este riesgo se incrementa por el hecho de que el tabaco, ya sea masticable o fumado, posee propiedades adictivas que hacen que las personas que lo consumen lo hagan de modo habitual.

Abrir chat