Conoce qué es la implantología y por qué es importante


¿Qué es la implantología?

Es una parte de la odontología que se encarga de llevar a cabo el proceso de implantes dentales en la boca del paciente.

La base de los implantes dentales son unos diminutos tornillos especialmente diseñados para servir como sujeción a los implantes, y elaborados con materiales que son aceptados fácilmente por el sistema inmunológico como por ejemplo el titanio. La función de estos tornillos es suplir o sustituir a las raíces de los dientes perdidos.

Este tipo de tornillos se adhiere y ajusta muy bien en el hueso maxilar del paciente, por debajo de las encías, y sobre ellos el médico especialista colocara la prótesis dentales, utilizando siempre materiales de calidad y que le den aspecto natural a la dentadura.

La intención de los implantes dentales es ofrecer a los pacientes que la necesiten la seguridad y comodidad que las prótesis comunes o puentes postizos no le ofrecen a la hora de comer, masticar o sonreír.

Otra ventaja que ofrecen los implantes, es que no involucran a otras piezas dentales para corregir el problema, ya que al adherirse al hueso mandibular quedan más fijos y seguros que cualquier puente o prótesis convencional.

Sin embargo, la posibilidad de recurrir a los implantes de este tipo solo está disponible para los pacientes que poseen unas encías sanas y fuertes y un hueso maxilar resistente y en buen estado. De igual forma se requiere que una vez que la persona acepte el implante sea constante en visitar al odontólogo periódicamente y realizar una adecuada higiene bucal.

Si el paciente tiene las encías o el hueso maxilar en mal estado, es posible que no pueda recibir implantes dentales. Es el odontólogo el que debe evaluar si es posible realizar algún tipo de tratamiento previo o reconstrucción del hueso que permita alcanzar las condiciones óptimas para la realización de los implantes dentales.

Existen dos tipos de implantes :

Implante subperiosteal: Este tipo de implante es como una montura que se ubica en los huesos de la mandíbula para crear como unos pequeños postes sobre los cuales se montará el diente artificial.

Implantes endostiales: Este tipo de implante se realiza quirúrgicamente colocando directamente los tornillos en el hueso maxilar y posteriormente  tras la cicatrización de la encías se realiza una nueva intervención para colocar los postes donde se colocará el diente artificial como resultado final. Puede incluir una pieza o varias de ser necesario.

Importancia de la implantología y las prótesis

En ocasiones los pacientes están muy pendientes del implante (la cirugía), pero no así de la calidad de la prótesis que van a seleccionar, y la elección de la prótesis es muy importante porque de ella va a depender el resultado final que se quiere lograr con el implante.

Existen en el mercado distintos tipos de prótesis, con diferentes materiales, composiciones, niveles de calidad y precios.

Aquí la prioridad es elegir siempre productos que aporten seguridad. Podemos encontrar productos de distintos precios que funcionan muy bien al ser colocadas en los implantes, y que cumplen perfectamente con los estándares de calidad. Partiendo de esta premisa el paciente deberá saber con anterioridad que es lo que busca al someterse a la intervención, si es comodidad o estética.

Basándonos en criterios de comodidad podemos clasificar las prótesis en dos grandes grupos: prótesis removibles y prótesis fijas.

Las prótesis removibles se pueden poner y quitar cuando el paciente lo desee. Suelen ser más baratas, y  normalmente se fabrican con material de resina.

Las prótesis fijas quedan adheridas y fijadas con tornillos y no pueden quitarse con facilidad por el paciente. Debe ser el odontólogo el que proceda a retirarlas si en algún momento fuese necesario. Suelen ser más caras y es la opción recomendada cuando se van a sustituir por prótesis varias piezas dentales.

Abrir chat