900 804 194

Mordida perfecta ¿Cómo corregir la maloclusión?

 en Estética dental, Salud

La falta de alineación dental va más allá de un simple problema de estética. En términos de salud la maloclusión puede acarrear numerosos problemas, y es importante prestarle atención y buscar soluciones, incluso en edad adulta. Afortunadamente, existen distintos tratamientos efectivos. A continuación, te contamos todo lo que necesitas saber sobre esta afección dental.

¿Qué es exactamente la maloclusión?

Es el término por el que se denomina al mal encaje del maxilar superior respecto a la mandíbula inferior, así como al incorrecto alineamiento de los dientes. También conocida como mala mordida, la oclusión defectuosa puede obedecer a distintas causas, entre ellas:

  • Factores hereditarios.
  • Defectos congénitos.
  • Discrepancias entre los tamaños de las mandíbulas superior e inferior.
  • Malos hábitos adquiridos en la primera etapa de la vida, tales como chuparse el dedo.
  • Pérdida de algunas piezas dentales.
  • Apiñamiento de los dientes o mordidas irregulares.
  • Golpe o fractura de la mandíbula.

Tipos y clases de maloclusión:

En función del plano en el que se produce, la mala oclusión se clasifica en 3 tipos:

1. Maloclusiones en el plano vertical:

Corresponde al defecto en el que la arcada superior solapa la inferior por encima del tercio que supone la medida correcta, dándose dos clases de maloclusiones: la mordida abierta y la sobremordida. En la primera, se carece de solapamiento de los dientes en el plano vertical, mientras que en la segunda, los dientes de la arcada superan a los dientes inferiores al punto de llegar incluso a morderse el paladar.

2. Maloclusiones en el plano anteroposterior:

Esta categoría se subdivide en tres clases: tipo I, cuando el canino superior se sitúa por detrás del canino inferior; tipo II, si la arcada superior denota un resalte aumentado con respecto a la inferior por más de 1 a 2 milímetros; tipo III, en el supuesto que la arcada inferior se adelanta a la superior evidenciando resalte invertido.

3. Maloclusiones en el plano transversal:

En este caso, se presentan dos tipos de defectos: la mordida cruzada que supone una arcada superior situada por dentro de la inferior, y la mordida en tijera, donde la arcada superior sobresale en el plano transversal impidiendo el contacto de las cúspides.

¿Cuáles son las consecuencias de la maloclusión dental?

Si bien los problemas estéticos en la sonrisa son los que suelen motivar la corrección cuando se sufre de mala mordida, lo cierto es que la maloclusión dental supone numerosas consecuencias negativas para la salud dental, siendo las principales:

  • Problemas derivados de dientes apiñados: el apiñamiento dental favorece la acumulación de restos de comida entre los espacios interdentales, adicional a complicar la higiene, incrementando el riesgo de desarrollar caries y enfermedades periodontales.
  • Problemas derivados de la función mandibular: la inadecuada masticación producto de la mala oclusión abre la posibilidad de padecer problemas digestivos.
  • Bruxismo: la falta de oclusión dental supone el rechinamiento de los dientes, o en su defecto, que los mismos se aprieten anormalmente, ¿la consecuencia? mayores probabilidades de desgaste.
  • Problemas en el habla: ciertas maloclusiones tienden a dificultar la movilidad de la lengua, generando problemas de pronunciación.
  • Problemas respiratorios: la alteración en el tamaño y posición de los maxilares en maloclusiones esqueléticas severas, conducen a trastornos respiratorios vinculados al sueño – apnea y ronquidos – adicional a la imposibilidad del correcto cerrar de los labios, estimulándose la respiración oral.
  • Problemas psicológicos: los problemas estéticos derivados de la maloclusión puede conducir a problemas de autoestima y complejos en el paciente.

¿Cómo se trata la mala mordida?

Por lo general, es en la edad temprana cuando se recomienda corregir problemas de mordida, pues las mandíbulas están en fase de crecimiento, sin embargo, nunca es tarde; en la actualidad existen numerosos tratamientos de ortodoncia y sistemas de retención indicados según el caso. Del mismo modo, en ocasiones es necesaria la extracción de algunas piezas y en escenarios más severos, la cirugía ortognática.

Artículos Recientes