Tratamientos para la sensibilidad dental


¿Sabes qué es la sensibilidad dental? ¿Conoces este término?

En este artículo te explicaremos de manera sencilla todo lo que necesitas saber sobre la sensibilidad dental dental, y sobre todo como tratarla.

Muchos pacientes se refieren a la sensibilidad dental como “frío en los dientes” o “pinchazos en los dientes”. Es decir, se trata de una sensación de dolor dental agudo y repentino.

Normalmente está relacionado con el consumo de alimentos con un elevado contenido de azúcar o bien de alimentos o bebidas muy calientes o muy frías. En algunos casos se manifiesta incluso al respirar aire frío.

Este dolor en los dientes puede aparecer de forma esporádica o bien de forma permanente. Es importante prestar atención a estos episodios incluso cuando aparecen de forma puntual, porque pueden ser un primer aviso de problemas más graves a largo plazo para tu salud dental.

Algunos pacientes pasan por alto los problemas de sensibilidad dental, y no acuden al dentista hasta que se vuelve un dolor crónico y permanente. Y en ese punto puede que los dientes presenten daños irreparables que podrían haberse evitado de haber iniciado a tiempo el tratamiento adecuado.

Ante un problema de sensibilidad dental hay una serie de medidas que se pueden tomar inicialmente para reducir las molestias, pero que no son una solución definitiva, ya que el problema no se solventará hasta haber detectado y tratado el origen del dolor.

Causas de la sensibilidad dental.

Entre las posibles causas de sensibilidad dental están:

  • Limpieza dental deficiente o incompleta. Si quedan restos de comida en tu dentadura, esto puede generar datos en los dientes y las encías, provocando a la larga sensibilidad dental.
  • Cepillado inadecuado. Un cepillado demasiado agresivo también puede terminar dañando las encías e incluso el esmalte dental.
    Consumo excesivo de alimentos azucarados.
  • Caries. La sensibilidad dental puede estar indicando la presencia de una caries que aún no ha sido tratada.
    Empaste dañado.También un antiguo empaste que se ha ido desgastando puede causar sensibilidad dental.
  • Afecciones de las encías. Algunas enfermedades que afectan a las encías pueden dejar al descubierto partes sensibles del diente.
  • Bruxismo. Con el tiempo el bruxismo causa el desgaste de la capa protectora de los dientes, y genera problemas de sensibilidad dental.
    Tratamientos dentales recientes. Algunos tratamientos como blanqueamientos dentales, endodoncias, ortodoncias… pueden ocasionar sensibilidad dental, aunque suele ser temporal.

Primeros pasos para tratar la sensibilidad dental.

Si sufres sensibilidad dental, aunque sea esporádica, no olvides comentárselo a tu dentista en la próxima revisión. Mientras tanto hay algunas medidas que puedes tomar para reducir las molestias:

Utilizar pasta de dientes desensibilizante.

En el mercado podrás encontrar distintas pastas dentales especialmente formuladas para casos de sensibilidad dental.

Estos dentífricos suelen incorporar componentes para reducir el dolor (como nitrato potásico) y componentes para fortalecer el diente (como monofluorofosfato sódico) . Por lo demás, cumplen la misma función de limpieza y protección dental que una pasta de dientes convencional. Tu odontólogo es quien mejor podrá asesorarte sobre el tipo de pasta más adecuado para las necesidades concretas de tu dentadura.

Reducir el consumo de alimentos potencialmente dañinos para tus dientes.

Recuerda evitar o al menos reducir el consumo de alimentos o bebidas que puedan desgastar el esmalte de tus dientes, como pueden ser refrescos gaseosos, zumos, pasteles, caramelos… y en general cualquier bebida o alimento azucarado.

Mejorar el cepillado y en general los hábitos de limpieza dental.

Es importante cepillarse los dientes 3 veces al días con un cepillo de dureza media y un dentífrico que no sea demasiado agresivo. Se debe aplicar el hilo dental con cuidado de no dañar las encías.

Tratamientos para combatir la sensibilidad dental.

El tratamiento más adecuado dependerá de cual sea el origen de los episodios de sensibilidad dental:

Cuando el origen de la sensibilidad está en una caries o en un empaste dañado, la solución pasa por un nuevo empaste.

En casos de bruxismo, el solución puede ser una férula de descarga.

Si la causa es algún tratamiento dental previo, tu odontólogo te indicará qué medidas puedes tomar para reducir las molestias.

Abrir chat