Claves del blanqueamiento dental


Además de tener una buena salud bucal, es importante tener unos dientes blancos y brillantes. Por ello, hoy en día el blanqueamiento dental es cada vez más demandado en las consultas de los odontólogos.

Claves del blanqueamiento dental

  1. ¿Cuándo necesito un blanqueamiento dental? Se debe acudir con regularidad a nuestro dentista, ya que debe ser el propio profesional quien asesore sobre las necesidades de cada paciente.
  2. Una condición indispensable para un blanqueamiento dental, es tener una boca sana, ya que el procedimiento requiere una valoración de indicaciones y contraindicaciones.
  3. Es imprescindible que el tratamiento de blanqueamiento se adapte a cada paciente. La técnica debe estar personalizada para obtener los mejores resultados.
  4. El tono de blanco debe ser natural, alcanzar una tonalidad demasiado blanca, puede derivar en una serie de problemas en la salud dental.
  5. El blanqueamiento dental no sustituye a una limpieza dental. Se trata de una técnica estética, no elimina bacterias ni protege el esmalte.
  6. Pese a no ser doloroso, si que produce cierta sensibilidad en el diente que desaparece progresivamente a las 72 horas de realizar el tratamiento.
  7. Algunos alimentos alteran el color del esmalte, entre ellos destacan el té, el café, los refrescos, el vino tinto o la remolacha.
  8. La nicotina y el alquitrán del tabaco son agentes pigmentadores que oscurecen el esmalte de los dientes. Para evitarlo, debe disminuirse o eliminarse el consumo de este y cepillarse y enjuagarse los dientes con un colutorio específico tres veces al día.
  9. Los días posteriores a blanqueamiento dental se recomienda una “dieta blanca”, es decir, evitar alimentos que puedan provocar tinción. Además, se debe prescindir del tabaco.
  10. Es obligatoria una evaluación posterior, entre las 24 y 72 horas siguientes al blanqueamiento dental.
  11. El efecto dura entre un año y medio y dos. Aunque depende de la técnica y productos usados por el dentista y el propio paciente.
  12. Con el paso de los años, el color de los dientes puede cambiar de color. Esto se debe a un desgaste del esmalte, que hace más visible la dentina, que a su vez oscurece con el envejecimiento.
  13. Generalmente, las pastas de dientes blanqueadoras no dañan el esmalte de nuestros dientes. Sin embargo, hay algunas excesivamente abrasivas que si podrían dañarlo.
  14. No se aconsejan los tratamientos de blanqueamiento dental en dentaduras, coronas dentales o fundas. Es mejor sustituirlos por otros más claros.

Para más información sobre los tratamientos de blanqueamiento dental, puedes contactar con SociDent, los dentistas de la gente, estaremos encantados de atenderte.

Abrir chat