Implantes dentales sin tornillos y sin cirugía: ¿Es posible?

implantes-dentales-sin-tornillos

Lo mismo te da un poco de cosa someterte a una intervención para rehabilitar tu boca y recuperar una buena mordida. En estos casos es común buscar tropecientas alternativas y seguro que te has preguntado si es posible realizarse implantes dentales sin tornillos o sin cirugía.

Lo cierto es que suele haber bastante confusión en torno a varios de estos términos y procedimientos, así que, sin más dilación, ¡vamos a explicarlo bien y ver todas las opciones que hay!

Implantes dentales: ¿Qué son exactamente?

Lo primero que tenemos que aclarar es de qué hablamos cuando nos referimos a los implantes dentales. Referirnos a implantes dentales sin tornillos es algo difícil, especialmente si reparamos en que los implantes son, en sí mismos, tornillos que se agarran al hueso de la mandíbula para poder fijar diferentes tipos de prótesis.

Hay diferentes tipos de implantes, de longitudes y diámetros diferentes. También están los implantes cigomáticos, colocados en el hueso de la zona del pómulo. Incluso, contamos a día de hoy con algunos similares a los implantes intraóseos, como los  corticales, donde somos pioneros.

Ambos implantes son para pacientes con poco o nada de hueso, pero todos tienen algo en común: necesitan sujeción.

Para lograr una sujeción apropiada, de un modo u otro, son necesarios los tornillos, por eso es casi imposible hablar de implantes dentales sin tornillos. Si escuchas esto, seguramente es otra cosa y no un implante.

Del mismo modo que hablar de implantes dentales sin tornillos es bastante difícil, hablar de implantes dentales sin cirugía puede ser igualmente peliagudo. Primero vamos a dejar claro qué entendemos por cirugía.

Nos referimos a cirugía generalmente como cualquier tipo de intervención que necesite de alguno u otro modo de operación en nuestra boca, ya sea por medio de extirpar o implantar, como recoge la RAE en su segunda definición.

Leer  ¿Cuáles son los tipos de implantes dentales que existen en el mercado?

Si seguimos a pies juntillas este concepto, entonces al igual que los implantes dentales sin tornillos, es difícil hablar de implantes dentales sin cirugía, ya que la propia cirugía cuenta en sí con el acto de implantar.

Pero espera, porque seguramente, si has escuchado por ahí hablar de implantes dentales sin cirugía, como pasa con los implantes dentales sin tornillos, seguramente se refieren a otra cosa.

En este caso, lo más normal es que se esté haciendo referencia a procedimientos que no necesitan de puntos de sutura una vez realizada la operación.

Hecha esta aclaración para ponernos un poco en contexto…. ¡Vamos a ver las diferentes alternativas a las que se puede estar haciendo referencia cuando se habla de implantes dentales sin tornillos o implantes dentales sin cirugía!

Puentes dentales

Es muy posible que si alguien se refiere a implantes dentales sin tornillos, en realidad esté haciendo alusión a los puentes dentales. Más que implantes dentales sin tornillos, también puede que se haya hecho referencia a dientes fijos sin implantes.

El primer caso se puede deber a que, a veces, se suele confundir el implante (como ya hemos dicho, el tornillo que se fija al hueso) con la corona, que es la pieza protésica que sustituye a la parte visible de nuestros dientes.

Los puentes dentales pueden ser una alternativa a poner implantes dentales en ciertos casos. ¿En cuáles? Pues especialmente cuando se ha perdido por completo una pieza que ha dejado un hueco entre otras dos que estén más o menos sanas.

Decimos más o menos sanas, ya que esta alternativa a poner implantes dentales es viable si una o las dos piezas que quedan a ambos lados del hueco cuentan, por ejemplo, con una endodoncia realizada previamente.

En cualquier caso, las dos piezas que quedan a un lado y otro del hueco se deben tallar primeramente. Esto se debe a que sobre ellas se van a colocar las fundas o coronas de las tres piezas, las dos talladas y la que se ha perdido.

Leer  7 tipos de implantes dentales y sus características

Pero hay que recalcar que se deben tallar las otras dos piezas, independientemente de lo sanas que estén. Este va a ser el principal punto negativo de esta técnica alternativa a poner implantes dentales.

Si las dos piezas de los lados siguen estando en perfectas condiciones, se va a efectuar un desgaste que con un implante se puede evitar. De igual modo, el uso de los puentes dentales, si se quiere sustituir más de una pieza, es bastante contraproducente.

La presión que se va a ejercer sobre las coronas al masticar puede hacer, en estos casos, que estas se partan, o si se realizan en materiales muy resistentes, dicha presión recaerá sobre la raíz de los dientes que sirven de soporte, pudiendo dañarla igualmente.

Colocación de implante post-extracción

Ahora que ya hemos hablado de los puentes dentales y su posible confusión con los implantes dentales sin tornillos, vamos a empezar con las posibles confusiones que se pueden dar con los implantes dentales sin cirugía.

Cuando se extrae la pieza junto con su raíz, queda un agujero en el hueso, donde hasta ese momento se situaba la misma. Este es sin duda el momento más oportuno para colocar un implante, aprovechando la oquedad dejada por dicha raíz.

Como ya te imaginas, este no puede ser un implante dental sin tornillos, ya que para sustituir a la raíz del diente, un tornillo ha de cumplir esa función, para que así la corona que se ponga encima cuente con una buena sujeción.

Cirugía guiada por ordenador

Esta puede ser otra de las alternativas que podría dar pie a confusiones. No es posible que se realice con implantes dentales sin tornillos, puesto que es una cirugía para acomodar implantes. Por otro lado, valga la redundancia, es una cirugía, entonces, ¿de dónde puede venir el malentendido?

Al igual que en el caso anterior, este tipo de intervención no necesita de puntos de sutura una vez ejecutada.

Leer  Claves del blanqueamiento dental

Como su propio nombre indica, primero se hace un estudio del caso y con base en las radiografías aportadas se diseñan unas guías para introducir y fijar el implante de manera completamente focalizada en el hueco existente.

La cirugía guiada por ordenador, consigue así colocar el implante de manera mínimamente invasiva en los casos en los que es conveniente proceder con ella.

Conclusiones

Habiendo visto las diferentes alternativas y teniendo en cuenta la definición de cada caso, a día de hoy poner implantes dentales sin tornillos y sin cirugía es imposible.

En cambio, esto no quiere decir que tenga que ser un proceso extremadamente doloroso. Es más, en todos los casos, la decisión de proceder con un tratamiento de implantología viene de la mano de una búsqueda en la recuperación de la funcionalidad completa de la mordida del paciente.

La necesidad de un implante o tornillo que vaya fijado en el hueso de la mandíbula es, por tanto, esencial si queremos que la pieza protésica quede bien fijada de manera independiente.

Este mismo hecho hace que sea imposible colocar estos implantes sin ningún tipo de cirugía, aunque siempre hay opciones mínimamente invasivas como las que ya hemos visto.

Seguir las indicaciones de tu dentista siempre va a ser la mejor opción. En SociDent, por ejemplo, contamos con los mejores profesionales, que se encargan de efectuar un estudio personalizado de cada caso para ofrecer la mejor solución posible.

Así, conseguimos ajustarnos a las necesidades médicas y económicas de cada paciente. No dudes en visitarnos o ponerte en contacto con nosotros. ¡Recupera ya una mordida completamente funcional con un acabado estético a la altura de tus necesidades!

Abrir chat