¿Cada cuánto hay que cambiar el cepillo de dientes?

cambio-de-cepillo-de-dientes

El debate sobre el tiempo y la frecuencia con la que se debe cambiar el cepillo de dientes es bastante habitual. Lo cierto es que, cada cuánto hay que cambiar el cepillo de dientes es una de las dudas más frecuentes que los pacientes trasladan diariamente a nuestros dentistas.

Este es el motivo por el que desde SociDent queremos dar una respuesta completa. ¡Vamos a despejar todas tus dudas!

Lo que siempre se dice sobre cada cuánto hay que cambiar el cepillo de dientes

Posiblemente, hayas escuchado o leído en muchas ocasiones que la recomendación general es cambiar de cepillo de dientes una vez pasados 3 meses.

De hecho, si se le pregunta a un adulto sobre el tiempo recomendable para cambiar el cepillo de dientes, lo más probable es que responda sin dudarlo: “3 meses, como lo recomiendan los odontólogos”.

Si bien es cierto que 3 meses es el periodo de vida útil aproximado de un cepillo dental promedio en condiciones ideales, esto tampoco es una ley escrita, ni una verdad universal.

Decimos que 3 meses suele ser el tiempo de vida funcional de un cepillo de dientes cuando existen ciertas condiciones específicas.

En cambio, el tiempo de vida útil se puede acortar si se dan ciertas circunstancias. Las más comunes son las siguientes:

Enfermedades bucales

Hay afecciones dentales que pueden dañar las cerdas del cepillo dental. En otros casos, se presenta una cantidad de bacterias en la boca superior al habitual, lo cual también afecta a la vida útil del cepillo de dientes.

Leer  Clínicas dentales SociDent da la bienvenida a Magnetic Mallet

Tipo de dentadura

Las malformaciones en la dentadura o en los maxilares no solo son una cuestión de estética, también pueden afectar al modo en que nos cepillamos, y, por tanto, deteriorar el cepillo de dientes más rápidamente.

Tratamientos de ortodoncia

Al usar aparatos de ortodoncia se debe prestar un especial cuidado en la higiene bucal, ya que es muy fácil que queden restos de comida entre el aparato.

Además, deben eliminarse para evitar que se forme placa bacteriana. Existen cepillos y accesorios específicos para la higiene bucal de pacientes con aparatos de ortodoncia.

Sabemos de la existencia de estos escenarios, es por eso que en algunos casos, el periodo de noventa días que se recomienda para cambiar un cepillo de dientes podría resultar exagerado.

Hay personas que, por utilizar aparatos de ortodoncia, por tener una mala técnica de cepillado o porque tienen como costumbre morder el cepillo, terminan deteriorándolo en un promedio de quince días.

¿Por qué recomiendan cambiar el cepillo dental cada 3 meses?

La recomendación de cambiar el cepillo de dientes cada 3 meses se hace porque los cepillos conservan la forma y sus cualidades durante más o menos doce semanas.

Pero la verdad es que en muchos casos antes de las ocho semanas ya comienzan a perder algunas de sus propiedades.

Entonces…

¿Cada cuánto hay que cambiar el cepillo de dientes gastado?

Debería ser, cada vez que el cepillo pierda sus condiciones y la capacidad de limpiar los dientes, la lengua y las encías de forma eficiente y sin dañar ninguna de las zonas de nuestra boca.

Los cepillos, en algunos casos, conservan sus cualidades durante 3 meses, pero lo más normal es que antes de ese plazo, ya necesiten ser sustituidos por uno nuevo.

También es necesario decir que, aunque el cepillo tenga una apariencia perfecta, puede que sea necesario cambiarlo igualmente.

Leer  Mi implante dental huele mal: ¿Qué hago?

Esto ocurre especialmente cuando las personas han sufrido alguna enfermedad bucal. Si se siguen cepillando los dientes con el cepillo dental, se estarán lavando la boca con un cepillo contaminado con bacterias y gérmenes de la enfermedad.

Por esto mismo, lo mejor es cambiar de cepillo una vez que los síntomas hayan remitido, independientemente de que no podamos percibir un desgaste severo en las cerdas.

¿Qué pasa si no reemplazo mi cepillo de dientes como lo recomiendan los expertos?

Al no cambiar el cepillo de dientes con cierta frecuencia, no solo se va a ver afectada la dentadura, también se corre el riesgo de contraer enfermedades de otro tipo.

Además, las cerdas gastadas y desviadas, pueden dañar el delicado esmalte de las piezas dentales, así como otras partes de la boca, las cuales pueden ser principalmente las encías y la lengua.

A medio y largo plazo se contribuye al desarrollo placa, sarro y caries. Muchas veces, aunque no apreciemos el desgaste, se comienzan a acumular bacterias de forma natural debido al uso continuo y la humedad.

Ahora lo mismo, lo que se pasa por tu cabeza es que si te cepillas 2 veces al día los dientes en vez de 3, el desgaste es menor y, por lo tanto, puedes alargar más la vida útil.

Técnicamente, esto es así. El desgaste, si se usa con menor frecuencia, va a ser igualmente menor. Sin embargo, la proliferación de bacterias puede ser exactamente la misma.

Así que ahora ya lo sabes, ante la duda, mejor cambiar el cepillo de dientes por uno nuevo.

cada-cuanto-cambiar-el-capillo-de-dientes

Otros factores que pueden influir en la vida útil del cepillo de dientes

Indirectamente, también hay factores que, aunque muchas veces no veamos ni seamos conscientes de ellos, afectan a la vida útil del cepillo de dientes, sobre todo en lo que a proliferación de bacterias se refiere.

Uso de capuchones

Muchos cepillos de dientes suelen venir con una especie de capucha protectora. Aparentemente, es un buen complemento para nuestra herramienta de combate contra la placa bacteriana, pero hay que matizar algunos puntos acerca de su uso.

Leer  Cómo cepillarse los dientes de forma eficaz

Obviamente, puede proteger las cerdas del cepillo frente al polvo o suciedad que pueda caer encima. Pero hay que tener cuidado, ya que también puede hacer una especie de efecto invernadero que favorezca la aparición de bacterias, debido a la combinación de humedad más calor.

¿Cómo podemos evitarlo? Bueno, una opción es no usar la capucha, pero si quieres hacer uso de ella, primero asegúrate de que el cepillo queda completamente seco después de su utilización. Lo puedes sacudir varias veces hasta comprobar que no quedan restos de agua.

También, mira que el capuchón sea de los que tienen aberturas amplias para que no se concentre la humedad.

Ambiente del cuarto de baño

Obviamente, mantener una correcta higiene en el espacio que rodea al cepillo, influye.

Para evitar la contaminación exterior, también puedes acostumbrarte a tirar de la cadena del inodoro con la tapa bajada a modo de prevención contra la dispersión de bacterias, como dicen en el Journal of Family Medicine and Primary Care.

No desinfectar continuamente

También se ha visto que someter al cepillo de dientes a desinfecciones continuas puede ser contraproducente. Se pueden derivar de ello casos de asma u otras afecciones, provocadas por los productos de desinfección.

Hay que ser conscientes de que el cepillo de dientes está en contacto directo con la boca, que es una vía directa a zonas internas de nuestro cuerpo, extremadamente delicadas.

Estos son los principales motivos por los que debes cambiar el cepillo de dientes. Siempre, ante la duda, ¡mejor hacer el cambio a uno nuevo que arriesgarse sin motivo!