Clínicas dentales SociDent da la bienvenida a Magnetic Mallet


  • La permanente apuesta por la incorporación de los equipamientos más avanzados permite añadir Magnetic Mallet a larga lista de innovaciones al alcance de la mano de los pacientes de SociDent.
  • Destinado a la cirugía odontológica e implantológica.
  • Sus principales aplicaciones son en la elevación del seno maxilar, en los protocolos de compactación y en la expansión ósea vertical y horizontal.

Uno de los principales elementos que tienen en común todos los miembros de la gran familia de empleados que forma SociDent es la colocación del paciente y sus necesidades en el primer puesto de la jerarquía de prioridades. Por esta razón, los responsables de clínicas dentales SociDent realizan una renovación permanente de las instalaciones y de todo el material utilizado en las mismas, con el objetivo final de poner al alcance de los pacientes los últimos avances tecnológicos y los procedimientos más innovadores.

¿Dónde normalmente se utiliza el martillo quirúrgico, Magnetic Mallet?

Hablar de Magnetic Mallet es referirse a un instrumento totalmente innovador destinado a la cirugía odontológica e implantológica. Entre sus principales aplicaciones destacan su potencial en áreas como la elevación del seno maxilar, los protocolos de compactación y las expansiones óseas verticales y horizontales.

Este moderno instrumental aprovecha el impacto electromagnético, que permite obtener una fuerza de impacto de alta densidad y de brevísima duración, para obtener la deformación plástica del hueso, pero sin que se propague en toda la caja cránica, como suele suceder con los golpes de martillo quirúrgico. Gracias al uso del Magnetic Mallet, se previene en el paciente el denominado síndrome vertiginoso paroxístico benigno, es decir la sintomatología posoperatoria de tipo vertiginoso.

Las cuatro intensidades diferentes de trabajo a las que funciona este instrumento permiten al cirujano modular la fuerza según el tipo de intervención y de hueso receptor, dotándole de un margen mayor de seguridad y precisión. Además, las intensidades programadas permiten una repetibilidad de los protocolos superior a la de los clásicos instrumentos manuales. Los odontólogos que ya han adoptado este instrumento, habitualmente integrado en la práctica implantológica, coinciden en destacar la sensación de extrema precisión en la fase de penetración de los expansores de hueso.

En SociDent, nuestros pacientes siempre son los primero.

Abrir chat